Veintimilla 111 y Canteras
+593 235 1248
info@franciscanasmadrecaridad.org

Caranqui-Ibarra

Provincia Nuestra señora de los Ángeles

Created with Sketch.
FRATERNIDAD SANTA MARIANITA
CARANQUI – IBARRA


OBRA A SU CARGO:  ESCUELA DE EDUCACION BASICA  FISCOMISIONAL «SANTA MARIANITA DE JESUS»

Ésta obra nace el 12 de Agosto de 1945.

La Escuela Santa Marianita, se encuentra ubicada en Caranqui, es una parroquia urbana del cantón Ibarra, ubicada al sur de la misma, en las faldas del Volcán Imbabura, en esta parroquia se encuentra un templo de piedra de origen Inca, donde según la tradición oral, se dice que en el mismo nació el Inca Atahualpa, hijo de la princesa Pacha con el Inca Huayna Cápac, conquistador de los territorios del norte.

Gracias a la Gestión del Padre Luis Clavijo Chacón, párroco de ese entonces se hizo posible el sueño de este pueblo con la llegada de las Hermanas Sor María Esperanza, en calidad de Superiora, Sor María Anunciata, Sor María Agilberta y Sor María Rogelia. Son ellas las que promovieron la fe del Pueblo de Caranqui promoviendo en las familias valores que les acercaba a Dios y a la gente. Su carisma, su don de gente permitieron que las personas adquieran mayor confianza y depositen en ellas la educación de sus Hijos(as) con valores humano – cristianos que en toda época son importantes para el desarrollo de su personalidad.

SEMBRANDO VALORES

La Obra es valorada por todas las Familias que habitan en este sector, las generaciones de educandos y padres de Familia agradecen el servicio prestado en lo referente a la educación, donde hemos tenido personas muy dignas de ocupar cargos públicos en los distintos trabajos con honestidad, responsabilidad, fe y amor en la función que desempeñan.

Se responde a la necesidad de una educación en valores en contraposición a una educación laicista. En la actualidad se cuenta con 218 estudiantes.

En lo referente a la educación, existen muchos establecimientos cercanos a la nuestra, los desafíos serían:
– Convertirnos en una Institución con una buena calidad de enseñanza, acompañadas de esa parte fundamental como es la Espiritual, que las demás no la tienen directamente. – Que nuestros estudiantes puedan superar cualquier tipo de adversidad en compañía de nuestro Padre Dios. -Que los padres de familia se conviertan en los ejes motores de buenos valores en su hogar. En la parte espiritual el desafío sería: – Cimentar los valores cristianos en cada estudiante para que lo irradie en su familia y en su ambiente, sobre todo que forme su vida para la solidaridad con el más necesitado. 



Abrir chat